Homosexualidad y Evolución

En esta vida todo tiene su porqué, y no existe nada al margen de la naturaleza; y en caso de que efectivamente existiera eso que llamamos "antinatural", tal cosa quedaría bastante lejos del alcance de nuestra percepción o entendimiento. Así que la homosexualidad es, como muchos otros aspectos de la vida, un fenómeno biológico dentro del marco biológico de la naturaleza, y para entenderla en su carácter evolutivo, es necesario abstraerse a los inicios tempranos de la humanidad.

...si bien es cierto que la homosexualidad no es inherente solo a los seres humanos, pero no estamos aquí para hablar de la homosexualidad entre cánidos, cetáceos u otras especies.

Sucede, y no me dejará usted mentir, que el ser humano es una especie animal carente de garras o colmillos, no tiene pelaje o exoesqueleto que le proteja de la intemperie como efectivamente lo tienen otros animales, y carece de habilidades acrobáticas o una remarcable potencia física como los úrsidos o los felinos. No vuela, no es anfibio y en general, no tiene mayor gracia adaptativa.

Del aborto a la misoginia

Ay, no... dice la gente de buenas costumbres: si fueron tan buenas para abrir las piernas, también deberían ser así de buenas para tener a sus hijos. Y yo por supuesto, me escandalizo en tanto ser humano que soy, en tanto que psicólogo que dicen que soy... y lo mismo en tanto que la neta, a mi me gusta escanalizarme.

Más allá de que presumimos una apabullante misoginia al cargarle a las mujeres el peso total de una concepción no planificada, eximiendo al hombrecito de toda responsabilidad: "finalmente, ya sabes cómo son los hombres, son ellas las que tienen que darse su lugar", dicen; chale, pensar así es como para volverse locos. Más allá de esto, que espero que sea lo obvio, hay dos razones desde las que este abordaje retrógrado, me parece alarmante:

La primera razón es que ni remotamente, podemos plantear que traer a un humanito al mundo, puede de manera alguna ser el castigo de alguien. ¿En qué cabeza cabe?, ya sabes: porque una chava tuvo relaciones sexuales "sin permiso", ¿ahora debe de por vida entregarse a la crianza responsable y amorosa de un nuevo ser humano?, bueno... ¿qué ustedes creen que tener un hijo es como encargar perritos? No, ni me responda, que ya se que si.

El Lecho de Procusto y la homofobia

Procusto quiso ser un emprendedor desde pequeño, y después de explorar distintos modelos de negocio como la hotelería Bed & Breakfast o los Centros Spa de Tortura Punzocortante, terminó decantándose por la venta de camas a la medida. En efecto, el ahora Zar de las Camas, reconocía el valor de un lecho cómodo y ajustado para contribuir así al eterno descanso y satisfacción de sus clientes.

La metodología de ventas era tan brillante como elemental: si al recostarse, el cuerpo del cliente era más largo que la cama, Procusto mochaba con un serrucho la parte de los brazos y piernas que sobresalían del lecho, y si el cliente por el contrario, era más pequeño que la cama, entonces solícitamente, Procusto descoyuntaba sus articulaciones a martillazos con el objetivo de estirarlo.

Excelente servicio  ⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

Ni que decir que esta segunda estrategia, hoy en día es empleada por su eficiencia y practicidad en algunas clínicas chinas para solucionar la estatura de personas que desean ser más altas.

Fue mucha la influencia que hasta la actualidad, ha tenido la genialidad comercial del visionario Procusto, a quien podríamos nombrarlo "el Steve Jobs de la Grecia Antigua" y quien, lamentablemente, murió a manos de algún cliente insatisfecho (Teseo era un cliente espantoso). Pero habiendo muerto el hombre, se inmortalizó la idea, pues la sabiduría del “Lecho de Procusto" pervive en nuestra sociedad donde quiera que mires.