Ir al contenido principal

 

Las virtudes del gimnasio

Para muchas personas, el gimnasio les representa un tema de vanidad o cierto narcisismo, habrá quien lo asocie un poco con ondas de salud u obesidad en concreto... pero yo creo que pocas van a considerar al gym como una estrategia de Inteligencia Emocional.
¿Gym & Inteligencia Emocional?, yep. Me explico:

La irrigación sanguínea elevada que causa el entrenamiento de fuerza, limpia de tu sistema muchos de los subproductos bioquímicos de las emociones tóxicas, por ejemplo el cortisol y la adrenalina.

Por otra parte, el hacer esfuerzo y descansar, luego hacer nuevamente esfuerzo y volver a descansar, es muy similar a uno de los ejercicios de relajación empleados en la Terapia Conductual, donde se entrena a las personas a tensar y relajar sucesivamente grupos musculares para lograr la reducción progresiva del estrés.

En el gimnasio hay decenas de espejos en los que puedes mirarte entrenar con el objetivo de observar tu postura y en dado caso, corregirla para evitar lesiones; al entrenar secretas endorfinas, las hormonas del placer... si repetidamente miras tu propia imagen reflejada mientras bioquímicamente tu organismo siente placer, paulatinamente estableces una estrecha asociación entre tu aspecto y una experiencia placentera.

Es una de las mejores maneras de aprender a aceptarte a ti mismo o a ti misma.

Imagina que puedes moldear tu cuerpo a tu apetencia: ¿mas pierna?, ¿menos llantita?, ¿más espalda? ...el gimnasio es un escenario donde puedes hacer de ti tu propio proyecto. Uno que solamente te concierne a ti, para ti, desde ti... y a favor de una mejor autoestima.

Con la edad llega un desequilibrio hormonal llamado andro o menopausia, ¿te gustaría que te afectara lo menos posible esta etapa de tu desarrollo y además, el bajón hormonal no te tenga al borde de la depresión todas las mañanas?, si... de nuevo el gimnasio. Los entrenamientos de esfuerzo regularizan tu química hormonal reduciendo significativamente el impacto de las tan temidas 'pausias. Adiós al mal genio o los insoportables bochornos.

Y finalmente, el gym se vuelve un espacio tuyo y para ti. Un sitio donde conectas con gente que se identifica contigo, donde en breve aprendes a meterte dejando las broncas fuera y donde al menos por 40 minutos, todo va a estar bien. Es un respiro diario en esta vida tan ajetreada.

Entonces, ¿que tal agregar un poco de gym a tu estilo de vida para ser mas feliz con tus emociones y en tu propia piel? Hay tantas opciones de entrenamiento que seguro alguno podría encantarte: correr, hacer crossfit o calistenia, entrenamiento funcional, bootcamp, pesas... averigua cuál es el que va mejor contigo. Averigua¡!

Y si ya habitúas entrenar, ¿que beneficios te aporta?

Comentarios