Ir al contenido principal

 

Soltería consciente

Buenos días, buenas gentes. Mi nombre es Hernán Paniagua y no tengo una relación de pareja... ni estoy en vías de construir alguna y francamente, hace unos meses que no me ocupo demasiado en perseguir la posibilidad de un proyecto romántico. No es que no me apetezca, sino que me distraigo demasiado en muchos otros temas.

Con esto, las personas a mi al rededor me etiquetan como "persona negada para la vida en pareja", y yo pienso que eso es ya mucho decir; simplemente la cuestión no me urge porque ya tengo una muy buena relación conmigo mismo.

Vamos, que involucrarnos en una (buena) relación de pareja aporta un montón a la vida. Es fabuloso tener alguien con quien compartir lo bueno y lo malo, está genial saber que hay alguien que se preocupa por ti y por quien recíprocamente también te preocupas, alguien que te acompaña y le acompañas a lo largo de la vida... que te guarda un lugar único, ¿exclusivo? y especial en su vida, y así. Innegablemente, una (buena) relación de pareja enriquece la experiencia del día a día.

Sin embargo, esto no implica que mantener una bonita relación con uno mismo sea el premio de consolación de los #ForeverAlone: si estamos de acuerdo en que estar en pareja suma, vayamos puntualizando que ser soltera o soltero, no necesariamente resta. Todo está en como lo lleves: envueltos como estamos en un contexto social donde no captamos bien las diferencias entre amar y poseer, entre seducir y colonizar, o establecer acuerdos e imponernos por encima del otro, evidentemente muchas personas a mi alrededor ven sus vidas empobrecidas por la manera en que mantienen de una relación.

Paralelamente, habremos personas que trabajamos en una soltería que sea un buen lugar para estar... por cuanto sea que esta condición vaya a durar. Así nos evitamos salir al mercado romántico derechito a las compras de pánico. Creo que el secreto reside en ser capaz de mirarte tu a ti como un "otro", y mantener una constante conversación con uno mismo, monitorearte: ¿que es lo que necesitas?, ¿cómo estás?, ¿que necesitas en este instante para estar mejor?, y entonces ser responsable de tus respuestas y cuidar de ti como esperarías que alguien más lo hiciera... cuidar de ti lo mismo que te preocuparías por cuidar de alguien más.

Pero además, como muchas personas saben, creo que si bien una (buena) soltería enriquece bastante, el aislamiento por lo contrario, enferma y mata. Por eso, parte del compromiso de una persona soltera "debiera ser", o al menos según yo, el cuidarse de no encontrar en el aislamiento una zona demasiado confortable. Finalmente, sigues necesitando que otras personas se preocupen por ti, que alguien distinto a ti comparta contigo y a su vez espere que le compartas, sigues necesitando ser especial para los demás... si bien, probablemente sin los grados de exclusividad que asociaríamos a una pareja, pero especial, a fin de cuentas.

Por fortuna, las personas podemos tener muchos... y probablemente incontables formatos distintos de relaciones, de las cuales podemos nutrirnos también de diferentes maneras; no necesariamente serán relaciones con menor intimidad, pasión o compromiso de lo que encontrarías al seno de una relación romántica, y tampoco son necesariamente más breves.

Quien vive una soltería consciente, sabe identificar sus necesidades emocionales / sociales y las distribuye entre las relaciones que va construyendo al rededor, y el identificar una nueva necesidad en si, le motiva a iniciar una relación nueva que le facilite satisfacer esa necesidad.

Pero ante todo, la persona que ve su soltería como un proyecto vigente, sabe que el primer satisfactor de sus propias necesidades es ella misma o el mismo, y no le teme pasar tiempo sin nadie, porque probablemente ya sabe hacerce muy buena compañía. En mi caso, por ejemplo, en una ocasión pasé la fiesta de año nuevo yo solo... y las cosas que hice, y los sitios a los que fui, si bien elegí no compartirlo con nadie más, resultaron a la postre ser bastante agradables. Hoy en retrospectiva, me acuerdo con gusto de esa fiesta de año nuevo conmigo.

Por ahí escuché alguna vez que "mientras más soltería tienes, más soltería quieres", y no necesariamente. En la vida hay espacio y hay etapas para todo. Una persona que es soltera de forma auto - responsable y evidentemente consciente, sabe, llegado su momento, construir relaciones de pareja muy positivas: difícilmente va a contribuir a juegos codependientes, difícilmente será impositiva y le es sencillo brindar respeto... porque probablemente espera respeto. Sabe escuchar a alguien más porque previamente ha aprendido a escucharse a sí misma.

Simplemente, cuando la persona soltera encuentra la posibilidad de entrar a una dinámica de pareja, esa posibilidad necesita ser capaz de aportar un plus: algo nuevo y valioso al estilo de vida actual de la o del soltero.

Sin embargo, ¿qué es lo que solemos encontrar en el mercado romántico? Bellezas tales como: "si tienes contraseña en tu celular, es porque escondes algo", o "yo no se para que vas tanto al gimnasio", o "para qué quieres tantos amigos si ya tienes novio".

El error es que muchas y muchos ven la soltería ajena como un territorio para ser colonizado, y honestamente, uno no es la Pocahontas de nadie. El concepto central es ¿porqué abandonarías una soltería saludable para involucrarte en una relación tóxica? La idea es pasar de una (buena) soltería a una (buena) relación de pareja, así de simple.

No crean que es cosa de uno; por todo lo anterior, la cifra de solteras y solteros va en aumento... en particular porque no nos estamos poniendo las pilas para aprender a amarnos sin correas, o para construir relaciones de pareja que verdaderamente sean parejas. Y por eso tantas y tantas veces fracasamos, llegando frecuentemente a quedarnos "durmiendo con el enemigo".

¿Si no sabes ni estar contigo, como quieres aprender a estar con alguien más?

Así como es menester vivir solterías más conscientes, donde es imperativo aprender a escucharse a uno mismo... o a una misma, según cuestiones de género, de igual modo urge experimentar relaciones románticas conscientes, pero eso ya será tema de otra discusión.

Comentarios

Publicar un comentario